BOB MARLEY EN IBIZA (3ª PARTE)

(Por Pablo Burgués)

Lo juro, lo juro y lo vuelvo a jurar. Hoy no me voy a enrollar contando batallitas sobre la cultura rastafari como hice en la entrega pasada, ni tampoco me voy a ir por las ramas hablando de sombreros-embudo dogones como lo hice la anterior. Esta vez prometo centrarme y hablar única y exclusivamente del asunto que nos ocupa: el concierto que dio en Ibiza Bob Marley, el Leo Messi del reggae.

Y hablando de reggae… Este dicharachero estilo musical nació en la década de los 60 en la díscola Jamaica, más concretamente Trenchtown, uno de los barrios más pobres de la ciudad de Kingston. Allí, unos cuantos jovenzuelos que escuchaban emisoras de radio estadounidenses comenzaron a fusionaron la música folk tradicional jamaicana con estilos americanos como el rythm & blues o el jazz… ¿Que qué tiene esto que ver con la actuación de Mr. Marley en las islas pitiusas? Pues entre poco y muy poco, así que retomemos…

El anuncio del concierto de Bob y sus colegotes The Wailers en Ibiza fue un bombazo a nivel nacional, ya que aquella iba a ser la primera vez que los chavales actuaran en España. El día previo al concierto, el cantante fue entrevistado por dos reporteros de televisión española que fueron enviados hasta Sant Miquel, pueblo donde se alojaba el artista y toda su troupe (puedes ver esta lisérgica entrevista pinchando AQUÍ)

Pero pese a la enorme expectación que generó el evento y a que hordas de hípsters patrios vinieron hasta Ibiza a ver el show, no se colgó el cartel de “no hay entradas”. ¿La razón?:

1- Que por aquel entonces no había mucho moderno en Ibiza y la gran mayoría de los locales no tenían la más remota idea de quién era ese señor peludo que venía a dar el cante.

2- Que el precio de las entradas estaba por las nubes: 1000 pesetazas de las de antes (seis euritos de los de ahora). Ya, ya sé que con ese dinero hoy no tienes ni para un cuarto de Gin Tonic en Pachá, pero entonces 200 duros te daban para comerte cinco veces la carta completa de sándwiches y cervezas del Töro Bar de Sant Antoni de Portmany y te sobraba dinero para dar la entrada de un piso.

Y así, a las 22 horas del día 28 de junio de 1978, Bob Marley saltaba al ruedo de la monumental de Ibiza e interpretaba uno a uno todos sus hits. El concierto fue un éxito de crítica y público y en la retina de todos los asistentes quedará para siempre la imagen del enorme León de Abisinia que decoraba el escenario. Y hablando del León de Abisinia… Esta subespecie de felino endémico de Etiopía tiene la peculiaridad de tener la melena negra y es para los rastafaris un bicho sagrado. De hecho hay quien dice que el peinado rasta es en realidad un homenaje a las greñas de este animal…

Y bueno, que me voy a ir pirando porque me estoy desviando del tema otra vez y si te descuidas termino hablándote de las doce tribus de Israel y tampoco es eso.

———— Seguir a Pablo Burgués en Instagram o Twitter

———— Esta historia se publicó originalmente en mi blog Typic d’aquí

Anuncios

Cuéntanos algo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s